miércoles, 24 de septiembre de 2008

EL MERCADO DEL ARTE SE VUELVE LOCO

La semana pasada el artista Damián Hirst recaudó más de 140 millones de euros en la subasta sobre el autor que se celebró en Londres. Para los que no le conozcan Damián Hirst, actualmente mundialmente conocido, es el artista que explora la mortalidad de los seres vivos, su obra consiste en animales o trozos de animales, conservados en formol dentro de enormes vitrinas.


Se están viviendo los remates más desorbitados de la historia. ¿A qué se debe esto? Mucha gente me pregunta si la crisis está afectando al mercado del Arte. Mi respuesta es que como en el resto de mercados la crisis afecta primero a la clase media, los consumidores más habituales de arte son de la clase más adinerada a la que no le afecta la crisis hasta pasados unos años. Por tanto, se siguen vendiendo grandes obras de arte, en subastas sobre todo. Son las galerías y centros de arte los que se empiezan a ver más afectados.

Pero, sobre todo, lo que hay que tener en cuenta es que las cantidades exageradas que se están pagando en las subastas se deben a una auténtica técnica de marketing. Es decir, los grandes y adinerados coleccionistas pujan y pujan por los artistas de los que tienen obras en sus colecciones para que suba el valor de las obras de dicho autor y se, así, revaloricen sus obras.

El Marketing ha llegado pisando fuerte al mercado del Arte. Es una lástima que se pierda ese espíritu del coleccionista que pagaba esas cantidades de dinero porque el placer estético que le proporcionaba lo merecía. Ahora, la gran mayoría son técnicas de mercado para que se coticen más los artistas mejor promocionados. O tienes una buena promoción o no eres nadie.
El arte es hoy, y más que nunca una inversión de capital. Es la tercera inversión en el ranking más recurrida, la bolsa, los inmuebles y después, EL ARTE.

3 comentarios:

Ester dijo...

Hola Paloma
hoy estreno comentarios!
pues a mi las cosas estas de animales disecados o la exposicion esa de cuerpos me parece muy entretenido pero yo lo veo mas como algo para estudiar, analizar o aprender, que como algo artistico con lo que disfrutar viendolo.
por otro lado, esta claro q hay gente q encuentra en el arte un negocio más q una aficion.. pero eso tambien hace que aunemte el deseo por esa obra.. al hacerla tan inaccesible se convierte como en un amor platonico... y eso también mola...
en fin, q me estoy enrollando..
q muy interesante lo q nos has contado, como siempre

Besos!

Paloma dijo...

Hola Ester, me alegro que te haya gustado. Respecto a lo que dices de que está bien que las obras sean inaccesibles para que aumente el deseo de tenerlas está bien pero es algo muy perjudicial para el resto del mundo que no se puede permitir comprar esas obras, ya que los museos tampoco pueden comprarlas y las obras no se pueden ver porque se quedan en manos privadas. El dinero mueve el munso...

Hoy he visto que va a salir a subasta el año que viene un Velazquez. Será divertido porque salen al mercado poquisimas obras de Velazquez, por lo tanto volveremos a ver como sube y sube la puja. Veremos pelearse a las grandes Instituciones públicas y privadas!!

Un beso

kaiser dijo...

Muy buenas Paloma! la verdad que viendo este tipo de "obras de arte",lo preocupante no es lo que paga la gente por ellas, sino lo que hoy en día ya se está llegando a considerar arte.Creo sinceramente este tipo de creaciones son más dignas de una feria o de un museo de lo absurdo (si es que pueden estar en algún museo). Pero lo que me parece más injusto,es que lo llamen arte. Solo vería lógico y aceptable que en este caso concreto y hablando de esta creación se utilice con un fin pedagógico como se ha hecho con la exposición de cuerpos humanos disecados ,cuyo gusto es discutible ,pero es más que interesante en ese aspecto. Pero volviendo al hilo de lo que tu has dicho sobre quien paga tanto y porqué, pienso igual que tú ya que hay muchos intereses por parte de aquellos que tienen una colección y buscan encarecer su valor para su propio beneficio...el business es el business y más con los tiempos que corren,que diría aquel..